Tus Verdaderos Padres

Pluma


Mi querida amiga: llevas años buscando a tus padres biológicos, sin éxito. No creas que no comprendo tu situación, todo lo contrario; desde niña he estado a tu lado y te he acompañado en este deambular hacia la verdad que tú necesitas. He compartido tus sueños, imaginando historias de amor rotas entre tus padres y las infinitas razones que pudieron tener para dejarte sola. También he llorado a tu lado cuando has fracasado en tus intentos por encontrarlos o cuando has chocado con la burocracia que no te permite descubrir el lugar donde ellos viven.

No quiero ser atrevida, sabes que soy muy respetuosa de la vida privada de los demás, pero esta mañana llamé a tu madre, al igual que lo hago casi todos los meses, solo para saber cómo sigue. Pero hoy escuché con preocupación la inmensa tristeza que ella tiene en su corazón a causa de tu rechazo, en especial porque ayer trataste muy mal a tu padre, que por cierto está muy enfermo.

¡Sí! …¡A tu padre!… Porque ese hombre, sencillo y noble es tu padre ¡Tu único y verdadero padre!

Porque ¿quiénes son tus padres? ¿Aquellos que en un momento te concibieron? O aquellos que te estaban esperando desde antes de que tu corazón diera su primer latido…

¿Quiénes son tus padres? ¿Aquellos de quienes no podremos saber si te deseaban o no? O aquellos que te concibieron en sus corazones y te anhelaron como a un regalo del cielo…

¿Aquellos a quienes tanto buscas sin poder encontrar? O aquellos que te buscaron por todos los medios posibles y al final, ante la negativa de la naturaleza, decidieron encontrarte en el vientre de otra mujer…

Ponte la mano en el corazón y sé sincera contigo misma. ¿Quiénes son tus padres?

¿Aquellos, que por circunstancias que aún desconocemos no pudieron o no quisieron aceptar la responsabilidad de cuidarte? O aquellos que te cambiaron los pañales, te dieron de comer con cucharita, gozaron con tus primeros pasos, sonrieron con tus primeras palabras y se trasnocharon en las noches cuando tenías fiebre y estabas enferma…

Si es cierto, no son perfectos y han cometido errores, pero tus padres biológicos tampoco lo hubieran sido y tal vez hubieran cometido los mismos errores o muchos más. Eso no lo sabemos, ni lo podremos saber jamás. Nadie aprende a ser padre o madre, es algo que se da en el devenir de la vida.

En tu corazón y tu conciencia. ¿Quiénes son tus padres?

¿Aquellos que siempre han estado ausentes? O aquellos a quienes con una llamada tienes a tu lado para apoyarte…

¿Desde cuándo empezaste a ver nubes negras en medio de un cielo azul? Culpas a tus padres de todos tus problemas, cuando son ellos los únicos que han tratado de solucionarlos desde el mismo instante en que fuiste entregada a ellos para su cuidado.

¿No te das cuenta de que el dolor con el que vives en tu corazón es aún más fuerte para ellos? Porque, aunque biológicamente no tengas ningún contenido genético que te ligue a ellos, si hay un gran contenido amoroso y espiritual que los une a ustedes tres para siempre. Y ellos, al igual que tu, sienten un gran dolor al ver que no pueden sanar una herida que dejó las huellas de unos padres que quizás nunca podrás conocer.

¿Por qué expresas tanto desamor hacia tus padres? ¿Por qué los culpas de cometer un acto infame al haberte adoptado? ¿Acaso no te das cuenta de que, al rechazarlos a ellos, también te rechazas a ti misma? ¿Por qué no eres capaz de aceptar que has tenido una vida llena de amor? ¿Por qué buscas constantemente el rechazo de tus padres y de tus seres queridos? ¿Crees que no mereces ser amada?

Mueres de hambre de amor, mientras en tu casa, tu trabajo y tu vida, las bandejas de amor están servidas con gran abundancia. Solo es cuestión de que abras tu corazón y disfrutes de todos los manjares reservados solo para ti.

Tú ya no eres una niña, eres una mujer, ya no puedes buscar que los demás solucionen tus problemas. Porque tus problemas son solo tuyos y muchos de ellos ni siquiera existen en la vida real, sino que hacen parte de una carga que decidiste llevar, por el abandono que sufriste en tu tierna infancia.

No esperes a que tus padres fallezcan para darte cuenta de que si eran lo que siempre deseaste tener. Porque entonces, a la carga que en este momento llevas, le agregarás una extra y más pesada que la de ahora.

Por favor, no te abandones tu también. Perdona, llena tu corazón de amor y abre los ojos, el sol llega con cada día y la intensidad de la luz depende del color de las gafas que decidas colocarte.

El pasado es pasado, ya no mires más para atrás, porque si sigues pensando en lo que pudo ser y no fue, no serás capaz de ver el futuro tan hermoso que te espera. Es más, no podrás ver la hermosa e inteligente mujer que ahora eres.

Soy tu amiga y te quiero. Ya es hora de que dejes de ver el mundo de ese color gris con que lo has pintado y empieces a verlo como lo que es: un mundo maravilloso. También es hora de que empieces a ver la extraordinaria persona que llevas dentro y del buen trabajo que han hecho tus verdaderos padres.

Firma

Si te gustan mis escritos y deseas conocer mis últimas publicaciones, clic aquí

y nos vemos en Facebook.